como-evitar-la-sudamina-y-sus-causas-seisdeltres

Sudamina en bebés. Causas y cómo evitarla

Generalmente, cuando nuestro bebé comienza a dar muestras de granitos rojos causados por el sudor, tendemos a preocuparnos ante la posible amenaza de alguna alergia o de algo mucho peor. Pero no te preocupes, esta vez te contaremos todo sobre la sudamina en bebés, la cual es una reacción muy común en los recién nacidos.

¿Qué es la sudamina en niños? ¿Cuáles son sus causas?

Las condiciones climáticas son las principales causantes de algunas reacciones dermatológicas en niños. Muchas veces en verano y el invierno, cuando mayormente aparecen los conocidos granos rojos detrás de las orejas de los recién nacidos, o en zonas como debajo de las rodillas.

Ahora bien, la sudamina en recién nacidos es una erupción rojiza que afecta mayormente a los pequeños. La sudamina también es conocida científicamente como miliaria. En entornos en los que predominan temperaturas altas, el organismo del bebé expulsa sales y otros ácidos para mantener la temperatura corporal estable.

Durante el verano es usual que los bebés o niños menores de dos años se vean afectados por esta reacción, pues se debe a que al momento de expulsar las sales y otras sustancias estas se ven obstaculizadas en los conductos de sudor de la piel, causando de esta manera una irritación o la aparición de granos rojos en la piel.

¿Cómo puede manifestarse durante el invierno?

Aunque es más común durante el verano, es decir, durante un clima húmedo o demasiado caluroso, la sudamina también puede aparecer en los climas fríos, cuando los niños pequeños permanecen mucho tiempo debajo de las mantas, o cuando sufren de una fiebre alta. También pueden ser causados por cremas balsámicas que calientan su piel.

Síntomas comunes que permiten diferenciar la sudamina de la dermatitis

En algunas ocasiones, los padres confunden la dermatitis con la sudamina, la cual es mucho más común que la primera en tiempos cálidos. Por lo general, la dermatitis son erupciones creadas por el hongo de la Cándida, la cual no aparece en el cuello o en la espalda del bebé.

Mientras que la Cándida tarda más tiempo en eliminarse del cuerpo mediante la aplicación de cremas y otros tratamientos, la sudamina desaparece por completo en un periodo de 2 a 3 días.

Recomendaciones para eliminar los granitos producidos por sudamina

La sudamina en bebés no supone un gran riesgo para los pequeños, sin embargo, existen algunas técnicas que previenen su aparición, además de otras formas para contrarrestarla. Solo debes seguir los siguientes consejos.

¿Cómo evitar la aparición de la sudamina en niños pequeños?

Primero que nada, para evitar que estos granitos del tamaño de la cabeza de un alfiler aparezcan en la piel del bebé y los afecte lo menos posible, no abrigues al pequeño con demasiadas prendas, pues esto no equilibra ni beneficia su temperatura corporal.  En su lugar, usa ropa de algodón que permita que su piel “respire”.

Por otro lado, a la hora de bañar al bebé, procura hacerlo con agua tibia, y usar geles con pH neutro. En caso de que el pequeño tenga la piel muy irritada por la inflamación de las glándulas sudoríparas, te recomendamos no usar ningún tipo de jabón hasta que el enrojecimiento haya desaparecido por completo.

Expulsa el exceso de calor mediante el uso de ventiladores, o aires acondicionados. Intenta que la temperatura no sobrepase de los 20° en tu hogar.

¿Cómo contrarrestar sarpullidos en la piel del bebé por exceso de humedad?

La sudamina es una reacción inofensiva en los bebés, por lo que con algunas técnicas sencillas, podrás lograr aplacar la aparición de los granos que enrojecen la piel del pequeño.

Antes que nada, mantén la piel del bebé limpia y seca, de manera que los tratamientos surtan un mejor efecto.

Ahora bien, calienta un poco de agua con bicarbonato, y luego moja una toalla limpia. Pasa la toalla o compresa encima de la zona que se vea afectada por el sarpullido unas dos o tres veces al día, con la finalidad de limpiar los desechos de sudor. Luego, seca con suavidad.

Si el pequeño se siente muy afectado por el escozor que causa el sarpullido, deberás acudir a tu pediatra para que este te indique una crema adecuada para atacar el malestar.

Es algo muy normal en bebés, por lo que el médico sabrá exactamente cómo atajar el problema. Además, hoy en día existen lociones formuladas expresamente para mantener seca las zonas donde ha aparecido sudamina.

¿Qué no hacer cuando aparece la sudamina en niños?

Muchos padres recurren a las cremas hidratantes, talcos y demás para eliminar el sarpullido, pero lo único que hacen es empeorar la situación, ya que estos obstaculizan en mayor medida los conductos de la piel por donde sale el sudor del bebé. Ten en cuenta que muchos de estos productos llevan perfumes y químicos que pueden agravar el problema.

Recordemos que estas erupciones son sudor acumulado, por lo que es mejor dejar que la piel “respire” poco a poco. Contrariamente a la sudamina en adultos, los bebés suelen deshacerse de este trastorno con menos facilidad, por lo que debes tratar en lo posible mantener al aire libre la piel del bebé en los momentos que puedas.

Hay que destacar que la sudamina afecta a cada persona en mayor o menor medida, apareciendo con mucha facilidad dependiendo de cada uno. En algunos adultos la sudamina tarda varias semanas en desaparecer completamente, sobre todo en verano, si no se evitan los climas con alta humedad.

Es común que la sudamina aparezca causada por un pañal húmedo que está demasiado tiempo en contacto con la piel del bebé. importante estar al tanto y no dejar al bebé mucho tiempo con el pañal mojado. Recuerda que antes de aplicar una crema, debes identificar si se trata de dermatitis o se trata de la reacción de la sudamina. Lo mejor es que consultes con el pediatra.

Tratamientos naturales para aliviar la sudamina del bebé

Existen remedios naturales que también pueden resultar muy eficaces para atacar el sarpullido por sudor. Uno de ellos es emplear aloe vera, el cual es conocido por sus múltiples propiedades medicinales. Eso sí, asegúrate que sea 100% aloe vera y no lleva químicos.

Si consigues la planta de aloe vera entonces mucho mejor. Primero, corta por la mitad dos hojas de aloe vera, luego extrae con una cuchara el gel de su interior. Unta el gel en una toalla y aplica sobre el área afectada por la erupción roja. Al igual que el agua con bicarbonato, debes aplicar el aloe vera al menos dos veces al día.

El segundo remedio natural para contrarrestar los granos por sudor, es el uso de la avena. Solo tienes que añadir 30 gramos o dos cucharadas de avena en un litro de agua a temperatura ambiente. Baña al pequeño con esta agua en un recipiente y deja que el agua de avena refresque al niño por unos minutos. Finalmente, procede a retirar el agua.

No Comments

Post A Comment