que-no-comer-durante-el-embarazo

Qué no comer durante el embarazo

La mayor parte de los alimentos que consumimos son seguros cuando estamos embarazadas, sin embargo, existen algunos que debemos evitar para que nuestro bebé nazca sano y esté protegido después de venir al mundo. Es por ello que a menudo nos preguntamos qué no comer durante el embarazo.

¿Cuáles son los alimentos que no debemos comer durante el embarazo?

Sin duda, el embarazo es uno de los períodos más especiales y sensibles en la vida de una mujer, por lo que es muy importante para las mujeres que esperan a su bebé mantener una dieta saludable y equilibrada antes, durante, y después del embarazo.

No obstante, muchos especialistas recomiendan evitar ciertos alimentos que podrían poner en peligro la formación y salud de nuestro pequeño. Incluso nuestra propia salud puede verse comprometida, te contamos cuáles son y el riesgo que conlleva su consumo. Toma nota.

Alimentos que debes evitar durante el embarazo

Estos son los alimentos y bebidas que aunque no están prohibidos, es mejor disminuir su consumo a lo largo del embarazo.

Hígado

Este es uno de los alimentos menos recomendables durante el embarazo, aunque parezca increíble.

El hígado y todo aquel alimento que esté compuesto por este tipo de carne (como el paté de hígado) contienen vitamina A, la cual es perjudicial para el desarrollo del bebé cuando se consume en exceso.

La razón de esto, es que tu bebé puede sufrir de una intoxicación de vitamina A, así como niveles de cobre anormalmente altos que pueden provocar defectos de nacimiento y toxicidad hepática.

Cafeína o bebidas estimulantes

Evita la cafeína durante el primer trimestre para reducir la probabilidad de un aborto espontáneo. Como regla general, la cafeína debe limitarse a menos de 200 mg por día. Para que estés más tranquila, una taza de café al día está demostrado que es totalmente seguro.

Asimismo, evita el consumo excesivo de gaseosas, cacao, té, infusiones, o bebidas muy edulcoradas. En cuanto a la gaseosa, siempre opta por las que son más bajas en azúcar.

Comida basura o procesada

Solemos creer que, porque comemos por dos, podemos permitirnos comer calorías extras, pero esto no es así. Una dieta correcta para el embarazo consiste principalmente en alimentos con abundantes nutrientes para satisfacer las necesidades de la madre y el pequeño en crecimiento.

La comida procesada suele tener un déficit de nutrientes y una alta cantidad de calorías, azúcar y grasas adicionales, es por ello que debemos evitar comer este tipo de comida en exceso. Los azúcares añadidos están relacionados con un mayor riesgo a desarrollar enfermedades como la diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas.

Huevos crudos

También deben evitarse los huevos crudos o cualquier alimento que contenga huevos crudos debido a la posible contaminación de la salmonela. Algunos aderezos caseros, como la mayonesa, natillas caseras, helados, glaseados de pastel y salsas pueden hacerse con huevos crudos.

La mayoría de los productos en los supermercados que contienen huevos crudos están hechos con huevos pasteurizados y son seguros de consumir. Sin embargo, siempre asegúrate de leer la etiqueta para estar tranquila.

Leche cruda y quesos muy blandos o mohosos

Al igual que las verduras crudas, la leche sin pasteurizar y los quesos blandos o mohosos pueden contener bacterias altamente peligrosas como la salmonella, listeria, E. coli y la campylobacter.

Entre algunos de los quesos que debes evitar tenemos: queso brie, queso roquefor, queso de cabra y queso azul danés entre otros. Por otro lado, siempre asegúrate de comprar leche pasteurizada, pues al no estar pasteurizada podía tener listeria.

Alimentos que no tienes que comer mientras estás embarazada

Si antes hablábamos de alimentos que debes evitar, ahora te contamos que alimentos no tienes que consumir, o al menos consumirlos en ciertas condiciones. Al fin y al cabo, piensa que son 9 meses, no es de por vida. Hacer un pequeño esfuerzo en cuanto a lo que alimentación se refiera durante este periodo, sin duda alguna te traerá múltiples beneficios.

Ensaladas o verduras sin lavar

Todos sabemos que las verduras son una parte esencial de la alimentación estés o no embarazada. No obstante, antes de consumirlas asegúrate de lavarlas muy bien, con la finalidad de prevenir la toxoplasmosis, u otros parásitos y bacterias como la E. coli, y la listeria.

Estas bacterias pueden pasar a las verduras a través del suelo donde fueron cultivadas, o durante la manipulación, producción, cosecha, procesamiento, almacenamiento o transporte de las mismas. Incluso en el mismo supermercado por contaminación de otras verduras.

Carne delicatessen

Si no lo sabías las carnes frías están contaminadas con listeria, la cual puede ocasionar un aborto espontáneo. La listeria tiene la capacidad de atravesar la placenta y puede infectar al bebé, lo que podría provocar una infección o envenenamiento de la sangre y podría poner en peligro su vida.

Si estás embarazada y estás considerando comer fiambre, asegúrate de recalentar la carne hasta que esté al vapor o bien cocida. Cómo te hemos recomendado antes, son 9 meses, es mejor no comerlos durante este periodo y más viviendo en un país en el que tenemos a nuestro alcance cualquier tipo de alimento.

Carnes crudas o pocos cocidas

La carne en general, incluidas las empanadas de carne, hamburguesas, carne picada, cerdo y aves de corral… no deben consumirse crudas o poco cocidas.

Estos tipos de carne pueden infectarse con diversas bacterias durante el procesamiento o almacenamiento, igual que las verduras no lavadas. Si comes carne, lo mejor es asegurarte de hacerla bien, no quemada, pero asegúrate que no está poco hecha.

El pescado puede contener mercurio

El mercurio es un elemento altamente tóxico, y por lo tanto muy peligroso para tu bebé. Existen algunos tipos de pescado (generalmente peces de gran tamaño y que son depredadores) que contienen niveles altos de mercurio. Aquí te indicamos cuáles son estos tipos de pescado que no debes comer mientras estás embarazada: tiburón, pez espada, atún, corvina y caballa.

Para finalizar, el consumo de pescado con bajos niveles de mercurio durante el embarazo es muy saludable, y se puede comer hasta 2 veces por semana. El pescado graso como el salmón es rico en ácidos grasos omega-3, los cuales son importantes para el desarrollo de tu bebé.

Evita el consumo de alcohol si estás embarazada

Cierto es que el alcohol no es un alimento, a decir verdad, no aporta absolutamente nada a nuestro organismo y no deberíamos ni mencionarlo, pero creemos que es importante dejarlo claro.

Las bebidas alcohólicas no son saludables para la salud, por lo que durante el embarazo lo mejor es evitarlas, como si no existieran. El alcohol no aporta nada.

Se recomienda a las mujeres embarazadas que eviten por completo el consumo de alcohol, ya que aumenta el riesgo de aborto involuntario. Incluso una pequeña cantidad puede afectar negativamente el desarrollo cerebral de tu bebé.

¿Cuánto preocuparnos por lo que comemos durante el embarazo?

A pesar de todo lo dicho, intenta no preocuparte demasiado por lo que comes, recuerda que una gran parte de los alimentos que normalmente comemos en nuestro día a día son seguros para nuestro bebé.

Si tuviéramos que resumir todo lo dicho sería muy sencillo:

  • Sigue una dieta equilibrada y mediterránea durante el embarazo.
  • Evita comer pescado con altos niveles de mercurio como los mencionados anteriormente.
  • No consumas carnes poco hechas.
  • Evita la comida basura o con bajos niveles nutricionales.
  • No abuses de bebidas con cafeína, bebidas gaseosas o con mucho azúcar.
  • Asegúrate de lavar bien cualquier vegetal antes de consumirlo.

Una preocupación excesiva por monitorear lo que consumimos podría desencadenar una gran confusión y agobio, y esto no es nada sano para el desarrollo de tu pequeño. Recuerda que debes de llevar el embarazo de la forma más tranquila y relajada posible. No alteres en exceso tu día a día y evita cualquier cosa que te produzca estrés.

No Comments

Post A Comment