cuidados-del-cordon-umbilical-del-bebe

Cuidados del cordón umbilical del bebé

El cordón umbilical es el único medio por el que los bebés se alimentan y reciben oxigeno cuando están en el vientre de la madre, lo que muchas veces desconocemos es cómo deben ser los cuidados del cordón umbilical después del nacimiento del pequeño, y cómo este se separa del ombligo finalmente.

¿Durante cuánto tiempo el bebé mantiene el cordón umbilical?

Después de que nazca tu bebé, el cordón umbilical se sujeta y se corta cerca del cuerpo de tu recién nacido. Es un procedimiento que no implica ningún dolor para el bebé ni para la madre, pero deja un muñón umbilical pegado al ombligo de su bebé durante cierto tiempo.

El cordón umbilical se secará con el paso de los días y se caerá en aproximadamente 7 a 21 días o una a dos semanas, dejando una pequeña herida que puede tardar unos días en sanar.

Después del corte durante el final del parto, el médico colocará una pinza que ayudará a detener el sangrado de los vasos sanguíneos que están ubicados en el cordón umbilical.

Seguramente habrás notado que las enfermeras del hospital limpian con un líquido de color púrpura el ombligo de tu bebé, este no es más que un líquido antiséptico que protegerá de infecciones al bebé.

No obstante, en algunas clínicas y hospitales, se ha optado recientemente por aplicar el método del cordón umbilical seco para prevenir infecciones. Poco a poco el cordón irá secándose, y a la hora de lavar al bebé, tendrás que cambiar el material adhesivo que protege el muñón.

Pero no te preocupes, ahora vamos a contarte qué hacer antes, durante y después de que el cordón umbilical se desprenda de la barriguita de tu bebé.

¿Cómo cuidar el muñón del cordón umbilical de un bebé recién nacido?

Cuidados y prevenciones de infecciones e irritaciones en el ombligo de tu bebé. Con la finalidad de que el ombligo de tu bebé no se infecte ni se irrite, es importante que lleves a cabo una serie de cuidados básicos de higiene para que el ombliguito de tu pequeño esté en perfectas condiciones.

Mantén el muñón del cordón umbilical limpio y seco

Los pediatras recomendaban que se limpie la base del muñón con alcohol. Sin embargo, ahora se recomienda dejar el muñón completamente aislado hasta que se seque solo porque se cree que el alcohol irrita la piel y, a veces tiende a retrasar la curación.

Existen otros métodos alternativos, pero siempre es mejor consultar al pediatra de tu hijo, él mejor que nadie conoce su estado y evolución.

Para mantener esta zona seca, te recomendamos dejar el muñón del cordón umbilical al aire libre con la mayor frecuencia posible. Esto permite que la base del cordón se seque y disminuirá la cantidad de tiempo que se requiere para que cure completamente.

Por otro lado, usa pañales para recién nacidos que tengan un corte especial o dobla el pañal de tu bebé hacia abajo, lo cual ayudará a evitar que el cordón se irrite. Si el clima lo permite, viste a tu bebé con una camiseta y un pañal, así estará en contacto con el aire y hará el cordón umbilical se seque en menos tiempo.

Lava al bebé con una esponja sin sumergirlo

No bañes a tu bebé en una bañera especial hasta que se haya caído el cordón umbilical. Si tu bebé se baña, asegúrate de secar la barriguita y que no se quede húmeda.

El cordón debe caerse por sí mismo

Aunque notes que está colgando de un hilo, no intentes forzar que el muñón umbilical se caiga. No tires de él, evita tocarlo en la medida de lo posible.

Deja que la caída sea totalmente natural. No tires de él en ningún momento porque podría traer daños al ombligo de tu bebé. Recuerda que esta es una zona muy expuesta y vulnerable.

Después de la caída del cordón umbilical

Cuando se cae el muñón del ombligo, es posible que notes un poco de sangre en el pañal, pero no te alarmes, es normal. A veces, después de que el muñón se desprenda, notarás un drenaje de líquido de color amarillo claro o amarillo, y pueden quedar algunos trozos de carne grumosa.

Estos “granulomas umbilicales”, pues así se llaman, pueden desaparecer por sí solos o el médico de tu bebé puede tratarlos él mismo. Pero no son graves y no contienen nervios, por lo que si fuera necesario tratamiento, no le causará dolor al recién nacido.

¿Qué hacer si el cordón umbilical no se ha caído después de un mes?

Si han pasado más de 3 semanas y tu bebé aún posee el muñón del cordón umbilical, lo que debes hacer a continuación es acudir a tu médico pediatra. Hasta entonces, continúa dándole baños de esponja a tu bebé y mantén limpia y seca la zona del cordón. No intentes que se caiga, debe caerse solo.

¿Cómo saber si el ombligo de mi bebé está infectado?

Entre las señales más comunes para saber si el ombligo de tu pequeño se ha infectado, tenemos las siguientes:

  • Sangrado del extremo del cordón o del área cercana a la piel. Esto ocurre cuando el cordón se ha desprendido antes de tiempo
  • Hinchazón o enrojecimiento alrededor del ombligo
  • Síntomas de que esta zona le duele a tu bebé
  • Residuos de pus (una secreción amarilla o blanca)

Los signos de infección del muñón del cordón umbilical pueden provocar una onfalitis (una infección del cordón umbilical que pone en riesgo la vida del bebé). Esto se considera una afección grave y debe tratarse de inmediato. Si notas una infección en el ombligo de tu pequeño, no dudes en acudir de urgencias al hospital.

No Comments

Post A Comment