como-y-cuando-empieza-a-gatear-mi-bebe

Cómo y cuándo empieza a gatear mi bebé

Es normal estar ansioso por ver a nuestro bebé comenzar a gatear, más que todo porque este es un momento importante para su desarrollo físico. Así pues, si te estás preguntando cuándo comenzará a gatear tu bebé, aquí te traemos la respuesta.

¿A qué edad comienza a gatear mi bebé?

Si estas preocupado porque tu bebé no ha comenzado a dar muestras de gatear, no debes preocuparte, generalmente, los bebés comienzan a mostrar interés por gatear a partir de los 8 a 10 meses de edad. Cierto es que algunos bebés tardan un poco más de lo esperado, e incluso algunos no lo hacen, sino que se saltan este paso completamente.

¿Cómo empiezan a gatear los bebés?

Los bebés desarrollan sus capacidades motoras de manera progresiva, esto significa que antes de aprender a caminar, deben dar algunos pasos que le permitirán alcanzar aptitudes motoras más difíciles.

Este proceso está constituido por una serie de fases, comenzando por una muy básica: sentarse sin ayuda de los padres. Este primer paso suele manifestarse cuando comienzan a buscar sus juguetes por sí mismos.

Según los especialistas, los bebés poco a poco se van sintiendo más cómodos en esta posición, de modo que pueden inclinarse hacia delante para buscar un juguete, usando sus manos y las rodillas, por lo que pueden balancearse hacia adelante y hacia atrás. De esta manera, empiezan a avanzar.

Su próximo paso será el de nivelarse apoyándose en sus cuatro extremidades, logrando de esta manera arrastrarse por el suelo con sus dos piernitas y sus dos manitas guardando equilibrio mientras levantan cada extremidad.

Al final del proceso serán capaces de levantarse solos y caminar. Todos los bebés tienen su propio ritmo, algunos saltan estos pasos y en un abrir y cerrar de ojos, ya podemos verlos arrastrándose por el suelo, e incluso llegar a caminar en muy poco tiempo.

¿Hay otras formas en las que comienzan a gatear?

Muchos bebés manifiestan diferentes formas que nos dan señales de que están cerca de comenzar a gatear.

Asimismo, tu bebé puede emplear diferentes formas de lograr el gateo, a esto lo llamamos “técnicas de gateo”. En este sentido, tu pequeño podrá usar cualquier extremidad de su cuerpo para desplazarse por el suelo.

Una de ellas, es apoyarse con ambas manos, doblar las rodillas y levantar el culito. Por lo tanto, no te preocupes si tu bebé no comienza a gatear de la manera clásica. Todos los bebés son diferentes, no lo olvides.

¿Cómo lograr que gatee? ¿Puedo enseñarle o ayudar en el proceso?

Si tu bebé no ha dado el primer movimiento, entonces es hora de darles un empujón para que comiencen a gatear por sí mismos.

Lo primero es comprar una alfombra antideslizante (en caso de no tenerla), para que el bebé pueda descansar en una superficie plana y suave.

Escoge una alfombra de muchos colores que estimulen el juego y el movimiento de tu bebé. También puedes practicar el ejercicio físico con tu bebé sobre suelo de madera, si es el caso.

No obstante, cerciórate de que no haya nada sobre el suelo con lo que se pueda hacer daño el bebé. Enchufes, esquinas, botellas que estén a su alcance, escaleras cerca… todas precauciones son pocas cuando va a comenzar a desplazarse él solito.

Posteriormente, coloca a tu bebé sobre la alfombra o sobre el suelo, y añade todos sus juguetes y peluches preferidos a su alrededor, nunca demasiado cerca, de manera que se sienta tentado a ir a buscarlos.

Otro truco, es poner algunas trabas u obstáculos, como por ejemplo, algunas almohadas o cojines, que lo impulsen a seguir moviéndose sobre el suelo.

Con estas estrategias tu bebé poco a poco irá fortaleciendo sus músculos y extremidades. Evita en lo posible dejarlo solo, ya que seguramente necesitará de tu ayuda, especialmente si se queda atascado y no sabe qué hacer.

¿Qué hago si solamente está sentado?

Si tu bebé únicamente se queda sentado y no es capaz de desplazarse gateando, puedes ayudarlo apoyando sus manos hacia adelante. Luego, dobla sus rodillas mientras se apoya en sus cuatro extremidades. Finalmente, dale un suave empujoncito para que aprenda a equilibrarse por sí solo.

Esta es la posición de gateo inicial, de modo que ahora tendrá una idea de cómo comenzar a desplazarse sobre el suelo en esta posición. Con ella también descubrirá cómo volver a sentarse sin problemas.

Por supuesto, esta posición fortalecerá sus rodillas y le permitirá moverse con mayor facilidad. Es posible que esto le tome un poco de tiempo, por lo que no debes preocuparte si notas que tarda un poco en gatear. No obstante, lo normal es que aprenda a gatear antes de cumplir su primer año.

¿Cuándo debo preocuparme porque mi bebé no gatea?

Gatear hace que los bebés dan finalmente el salto necesario para aprender a caminar. Además, les permite desarrollar su orientación y equilibrio, potenciar su sentido del tacto, la vista, el habla, y mejorar su percepción del espacio.

Tu bebé también adquirirá mayor destreza en los brazos, lo que a su vez le permitirá desarrollar los arcos de las manos, ayudándolo más adelante con la escritura y la motricidad de sus deditos. Por último, los especialistas señalan que como consecuencia del movimiento del empuje, tu bebé logrará tener mayor estabilidad en sus hombros.

Es por ello que si tu bebé no ha dado muestras de avanzar hacia el gateo, como por ejemplo no se sostiene sobre sus antebrazos o no da vueltas sobre la cama después de los 6 meses, entonces es hora de consultar tu caso con tu pediatra de cabecera.

Pese a todo, lo mejor es no presionar a tu bebé y dejes que se mueva a su propio ritmo, de manera que pueda ir adquiriendo mayor seguridad sobre sí mismo y sus movimientos. Muchas veces bastará con un ligero empujón, motivándolo a explorar su propio entorno con muchos objetos curiosos y juguetes.

No Comments

Post A Comment