colicos-en-bebes-como-tratarlos

Cólicos en bebés: ¿cómo tratarlos?

Los cólicos en bebés producen períodos recurrentes de llanto y dolor aparente. Afortunadamente, rara vez reaparece después del tercer mes de tu pequeño. Después del cuarto mes tu bebé debería dejar de padecer estos incómodos dolores.

Cuando eres mamá o papá primerizo, puede suponer un gran desafío el que tu bebé siempre parezca estar de mal humor, se queje, llore, en definitiva tenga dolor. Pero no te preocupes, es posible tratar y aliviar los cólicos en bebés con algunos tratamientos que te contaremos a continuación.

¿Cuáles son los síntomas de los cólicos en bebés?

Sin duda no hay nada más inquietante que los síntomas de cólicos en bebés.

Algunos de los signos más frecuentes que indican que nuestro pequeño está sufriendo cólicos son: largos periodos de llanto, irritabilidad, llanto durante la noche y durante varias horas, signos de dolor abdominal, y gases.

Uno de los signos infalibles para saber si tu bebé tiene cólicos, es observar si sube sus piernitas hacia su estómago, si su carita está enrojecida y si aprieta las manitas fuertemente. Así, si tu bebé llora en esta posición durante mucho tiempo, incluso horas, es hora de comenzar a aplicar algunas técnicas para aliviar sus cólicos.

Entre otros síntomas tenemos:

  • Su tripa está endurecida.
  • No se relajará con las actividades que normalmente le entretienen.
  • Se despertará constantemente, y no podrá conciliar un sueño profundo.

¿Por qué se producen los cólicos en bebés?

Hasta ahora, no se está realmente seguro de la causa de los cólicos en los lactantes, pero muchos médicos consideran que se debe a un sistema nervioso inmaduro, hipersensibilidad al medio ambiente y sobrecarga sensorial.

A veces, el culpable puede ser la dieta del bebé, ya sea algo que está comiendo la madre que amamanta o una sensibilidad a la fórmula de la leche del biberón, o las hormonas que causan dolor de estómago o un humor irritable.

¿Qué hacer cuando mi bebé tiene cólicos?

Antes de aplicar algunos de los siguientes métodos para tratar los cólicos de tu bebé, es importante descartar algunas posibles causas, como por ejemplo, que tenga hambre, dolor en sus encías o dientes, sed, un pañal sucio, entre otras molestias recurrentes.

Ahora bien, realmente no existe una técnica infalible que sirva para calmar cualquier cólico del bebé. Además, cada uno de ellos tiene un organismo que responderá de forma diferente, sin embargo, existen algunos métodos que podemos emplear para ayudarlo a sentirse mejor.

Dale un masaje

Acuéstalo boca abajo sobre sus piernas y frótalo suavemente para ayudarlo a liberar el gas acumulado. Unas palmaditas pueden ayudarlo a liberar sus gases.

Proporciona un poco de calor

Coloca una toallita tibia (no caliente) sobre su barriguita o dale un baño tibio.

Pedalea sus piernas

Con tu bebé boca arriba, mueve suavemente sus piernas con un movimiento de pedaleo para ayudarlo a liberar gases.

Envuélvelo

Algunos bebés responden bien cuando se encuentran envueltos con alguna manta o tela, especialmente mientras se mecen.

Camina al estilo canguro

Camina con tu bebé en un portabebés delantero (mirando hacia adentro o hacia afuera, según te sea más cómodo). Sal a la calle, al parque o simplemente da una vuelta por casa.

Ayúdale a tragar menos aire

Prueba un biberón especial diseñado para evitar que trague aire al comer o un biberón con un orificio más pequeño, también puedes sentarlo mientras come para que trague menos aire. Recuerda hacer que eructe durante y después de sus comidas.

Modifica su dieta si sus cólicos son muy recurrentes

Finalmente, si estás amamantando y nada de lo anterior parece ayudar, intenta cambiar tu propia dieta eliminando productos lácteos, cafeína, cebolla, repollo, brócoli, ajo y alimentos picantes.

Si alimentas al bebé con leche en polvo, pregúntale a su pediatra acerca de cambiar de marca  para descartar que sea el tipo de formulación de esa leche en concreto la que le provoca los cólicos.

No Comments

Post A Comment