baja-por-embarazo-cuando-perdirla

Baja por embarazo: ¿cuándo pedirla?

Pedir la baja por embarazo no depende exclusivamente de las normas laborales de la empresa donde trabajas, o de las exigencias de tu jefe. Solicitar el permiso de maternidad dependerá en mayor medida de tu médico y de las condiciones de tu embarazo y las de tu tipo de empleo.

En este sentido, es normal preguntarnos ¿cuándo es conveniente pedir la baja por embarazo? En este artículo te daremos una guía sobre cuándo es mejor pedir la baja por el bien de nuestro bebé.

¿Puede afectar la actividad de tu trabajo a tu embarazo?

Estar embarazada es una situación muy frágil en la vida de una mujer y en la de su bebé que se encuentra en pleno desarrollo, por lo que no siempre las actividades laborales pueden ser toleradas por ambos.

Si la futura mamá tiene un trabajo en donde manipula materiales tóxicos, biológicos o sustancias químicas peligrosas, entonces pedir la baja por embarazo será completamente necesario y obligatorio, con la finalidad de proteger la gestación del pequeño.

Por otro lado, cuando la madre presenta condiciones de salud vulnerables, solicitar el permiso de maternidad será obligatorio, y no dependerá de la normativa de la empresa. No obstante, las condiciones del permiso, como el pago regular de su salario, dependerán del empleador.

¿Qué tipo de actividades laborables afectan el embarazo?

Se ha comprobado que algunas actividades físicas son muy beneficiosas y seguras para las mujeres embarazadas. De hecho, los médicos recomiendan realizar ejercicios que eviten el desarrollo de enfermedades relacionadas con el azúcar en la sangre, la presión arterial, entre otros.

Sin embargo, dependiendo de la actividad laboral que ejercemos debemos tener especial cuidado, pues podrían poner en riesgo la vida del bebé.

Las siguientes actividades que te describimos te permitirán tomar una decisión acertada sobre cuándo pedir una baja por embarazo, tomando en cuenta las actividades que realizas en tu periodo laboral, y tus condiciones de salud.

Cargar pesos elevados

Así pues, una de las actividades que los médicos no recomiendan a sus pacientes, es levantar pesos elevados, por supuesto, esta limitación al levantar pesos dependerá de la etapa del embarazo.

Los especialistas recomiendan que las mujeres que están en la semana 18 a 23, no deben cargar pesos mayores a los 10 kilos, mientras que de la semana 26 a 37, se recomienda no pasar de los 5 kilos.

En este sentido, cuanto más avanzado está tu embarazo menor es el peso que debes levantar. Recuerda que saltarte esto podría desencadenar en un parto prematuro, debido a la presión que el peso tiene sobre el vientre materno.

Y no te olvides que es imprescindible cargar pesos en las posiciones adecuadas que no ejerzan mucha presión sobre el vientre.

Permanecer mucho tiempo de pie o en una misma posición

Otra de las actividades con mayor riesgo en el embarazo, es permanecer de pie durante mucho tiempo, por lo que permanecer más de 3 horas de pie puede ser peligroso, e incluso podría provocar un parto prematuro.

Asimismo, estar mucho tiempo en una misma posición también debe evitarse con frecuencia. Por lo tanto, permanecer mucho tiempo sentada o de pie puede ser perjudicial. Al igual que subir o bajar escaleras muy seguido en un espacio corto de tiempo.

Trabajar en un ambiente laboral de mucho estrés

Sabemos que ciertos entornos laborales son muy intensos y tienden a generar altos niveles de estrés. Este clima no es nada aconsejable para el desarrollo de tu bebé, ya que los bebés generalmente perciben las emociones de la madre cuando están en su vientre, lo que generaría un impacto negativo en el bienestar mental del feto.

Cuando la madre está sometida a periodos largos de cansancio y estrés, recomendamos ejecutar ejercicios de relajación y técnicas de respiración profunda. Esto es importante para que tu pequeño no sienta la presión de una jornada laboral intensa.

En resumen, este tipo de actividades frecuentes en el entorno de trabajo, podrían poner en riesgo tu embarazo, por lo que podrías solicitar un permiso de baja por maternidad, o cambiar de puesto temporalmente, en caso de que aún no sea el momento apropiado para la solicitud.

¿Qué dicen las leyes sobre el permiso de maternidad en España?

En España, la ley indica que las mujeres embarazadas pueden solicitar una baja por maternidad de hasta 16 semanas, con la condición de que las 6 semanas tras el parto son de carácter obligatorio para la madre. También es posible sumar el mes de vacaciones al periodo de baja por embarazo.

La ley también señala que la mujer embarazada tiene derecho a cobrar el 100% de sus ingresos salariales sin problemas, por supuesto, esto es aplicable siempre que se cumplan las condiciones mínimas relacionadas con la Seguridad Social.

¿Cuándo es recomendable pedir una baja por embarazo normal?

La mayoría de los expertos coinciden en que el momento ideal para solicitar una baja por embarazo es a los dos meses del parto. Tal recomendación se debe a que durante este tiempo las futuras madres se encuentran en un estado de gran vulnerabilidad.

Se entiende que las futuras madres trabajan hasta el día de su parto con la finalidad de tomar más tiempo libre junto a su bebé y atenderlo durante sus primeras semanas ellas mismas. Sin embargo, esto no resulta aconsejable cuando la futura madre presenta condiciones físicas de vulnerabilidad o enfermedades de riesgo como diabetes o tensión alta, entre otras.

El embarazo no es sinónimo de que tengas que estar preocupada por todo lo que haces, pero es recomendable tener cierta precaución. Si tu empleo está ligado a un constante esfuerzo físico, estrés o concentración mental, háblalo con tu médico para que determine si puede poner en riesgo el correcto desarrollo del feto. Él tendrá en cuenta tanto tu salud como la etapa de embarazo en la que te encuentres.

Se trata esencialmente de tomar una decisión que de ninguna manera te afecte a ti y a tu pequeño, ya que el bienestar de ambos será crucial para tener un parto sano y sin problemas.

No Comments

Post A Comment